Archivo Histórico y Museo de la Escuela Bancaria y Comercial | Cecilia Sandoval

Archivo Histórico EBC (3)

Teresa Cecilia Sandoval Macías

Directora del Archivo Histórico y Museo EBC

 Nos interesa profundamente

la importancia histórica del presente.

Manuel Gómez Morin

Fundador

El Archivo Histórico de la Escuela Bancaria y Comercial, S.C. es depositario de la historia y el patrimonio que la institución ha construido a lo largo de sus 85 años de vida. La Escuela Bancaria y Comercial (EBC) fue fundada el 10 de marzo de 1929 y desde entonces ha sido una institución privada de educación superior especializada.

Durante el otoño de 2007 se creó el proyecto del Archivo Histórico de la EBC (AHEBC) con miras a realizar una reflexión sobre el origen y devenir de la Escuela, así como su relación con la banca mexicana y los despachos contables a lo largo del siglo XX. Las labores inaugurales requirieron de casi un año de trabajo, en el que se recopilaron materiales de todas las áreas que componen administración institucional, así como los donados por integrantes de la comunidad: profesores, alumnos y exalumnos; estos últimos de generaciones graduadas desde principios de la década de 1930. De igual forma se concibió un cuadro clasificador que respondiera al peculiar crecimiento de la EBC, que se caracteriza por ser dinámico y constante desde 1990.

Archivo Histórico EBC (5)

El objetivo inicial del Archivo pretendía la capitalización de la información alrededor de la fundación de la EBC, proveniente de documentos, fotografías, revistas, libros y objetos que habían sido guardados por mucho tiempo, y ahora les tocaba el turno de activarse bajo una mirada diferente y un tratamiento distinto.

Cuando inició el trabajo de clasificación y catalogación del material fue evidente su riqueza, así como las potenciales líneas de investigación que también podrían construirse a su alrededor. Por ello se decidió crear el Museo EBC, el espacio in situ dentro de su emblemático edificio de Reforma 202, donde se presentan exposiciones sobre la historia de la Institución, así como el sitio virtual museoebc.org en el que se publican y difunden mensualmente las investigaciones desarrolladas a partir del estudio de los diferentes acervos del Archivo.

Las temáticas contenidas en los acervos de AHEBC abrevan en la historia del México moderno y en la reconstrucción de la banca. De igual forma, abundan en la historia de la educación privada en nuestro país, particularmente en la transformación de la carrera de contabilidad y los estudios comerciales a lo largo del siglo XX. De manera muy afortunada contamos con fondos procedentes de los archivos personales de dos de los fundadores de la institución, el Ing. José Luis Osorio Mondragón y el C.P. Alejandro Prieto Llorente, los cuales contienen valiosa información histórica que va desde mediados del siglo XIX. Sin embargo, para comprender la naturaleza del AHEBC es necesario remitirnos a la historia de la Escuela Bancaria y Comercial.

 La fundación de la Escuela Bancaria y Comercial

El México de los años veinte del siglo pasado se caracterizó por encarnar las consecuencias de la lucha revolucionaria; el país, inmerso en un proceso de reconstrucción y creación, debía considerar las diferentes necesidades sociales y la urgencia de modernizarse, la población en general padecía las secuelas de la guerra, y el camino para reinventar la nación se mostraba confuso ante la coexistencia de proyectos, que frecuentemente eran antagónicos en su base ideológica y en sus propuestas. Archivo Histórico EBC (2)

Ante este panorama, los primeros gobiernos se orientaron a controlar brotes armados y consolidar al país mediante proyectos monumentales en los sectores: político, económico, social y cultural rumbo a la transformación y la modernización de México. Concentrados en el ímpetu de reconstrucción, numerosos intelectuales se sumaron al influjo creador y contribuyeron a la urgente institucionalización del país. A la par forjaron -desde diferentes baluartes- la cultura nacional y legaron importantes obras de arte, investigaciones y aportes en la enseñanza en congruencia con su activo ejercicio político.

En el sector económico era indispensable unificar el régimen fiscal y reactivar la banca nacional. La situación internacional se teñía con la incertidumbre tras la Gran Guerra. En América Latina era indiscutible la necesidad de instituciones reguladoras y normativas. México precisaba de una reforma general, ya que aún imperaba el desorden en la emisión de billetes iniciada por los diferentes caudillos y el país se encontraba descapitalizado. Por otra parte, el inminente movimiento cristero (1925-1929) y la precaria situación de las relaciones con el gobierno norteamericano en el tema de las negociaciones petroleras apremiaban la rehabilitación hacendaria.

Del 2 al 29 de febrero de 1923 Alberto J. Pani, Secretario de Hacienda, gestionó la primera Comisión Bancaria para crear la figura de Banco Central en México (institución pública, depositaria del oro del país que regula la equivalencia de éste con el papel moneda y dispone del monopolio de la emisión, siendo la reserva metálica central[1]).

Integrante del Comité, el Lic. Manuel Gómez Morin entregó el 24 de diciembre del año siguiente la normatividad para la creación en México del Banco Único de Emisión y la transición a este sistema. Como consecuencia, el 1º de septiembre de 1925 nació el Banco de México apegado a esos principios, con Gómez Morin como Presidente del Consejo, Elías S. A. Lima como Vicepresidente y Alberto Mascareñas en el cargo de Director.

Al proyecto se sumaron banqueros y contadores públicos, encargados de estabilizar las finanzas mexicanas. Entre ellos destacan Fernando Díaz Barroso, Roberto Casas Alatriste y Tomás Vilchis, invaluables mentores del ejercicio y el estudio de la contabilidad en nuestro país.

Resulta de vital importancia destacar el impulso que la educación recibió a lo largo de los años siguientes, pensadores como José Vasconcelos, Antonio Caso y Daniel Cosío Villegas, por mencionar algunos, consideraban que a través del conocimiento y la enseñanza se lograría llevar a cabo una profunda transformación en los mexicanos.

El maestro Agustín Loera y Chávez, apasionado bibliófilo y activo difusor cultural, concebía con el Lic. Gómez Morin diferentes proyectos educativos e intelectuales que incluían “la enseñanza de las humanidades”; la reanudación de la revista “Cvltvra”, dedicada a la difusión literaria y la organización de la Biblioteca del Banco.[2]

La oportunidad llegó cuando, con las operaciones del Banco de México, fue necesario capacitar a los empleados sobre las tendencias internacionales en contabilidad y finanzas. Dentro de la Biblioteca de la Institución ubicada en el edificio de 5 de mayo y Teatro Nacional, nació la Escuela Bancaria, inaugurada oficialmente por Alberto Mascareñas el 10 de marzo de 1929.

Archivo Histórico EBC. Estudiantes 1940

La Escuela Bancaria del Banco de México impartía capacitación, cursos de contabilidad y disciplinas relacionadas con el manejo de la banca. Creada bajo el ideario de don Manuel y la dirección de don Agustín, convocó a un brillante claustro docente compuesto por destacados personajes de la época que contribuían a la construcción nacional desde diferentes disciplinas y trascenderían en la historia de México como Eduardo Suárez Aránzolo en la Secretaría de Hacienda, Francisco González de la Vega en la gubernatura de Durango y Alfonso Caso, dedicado a la academia y la investigación arqueológica en nuestro país.

Durante los primeros meses de actividad la Escuela logró captar a setenta empleados del Banco[3], cifra que fue incrementándose y que se extendió a las diferentes sucursales de la República gracias los Cursos por correspondencia que representaron un avance significativo en el sector educativo, al ser un método novedoso de enseñanza a distancia que generó la creación de libros originales especializados y el desarrollo de métodos de aprendizaje para este modelo.

Su incremento fue notable e incluso se recibieron peticiones de personas externas al banco interesadas en estudiar contabilidad. Reconocida por otras instancias universitarias y del sector bancario, sus planes de estudios fueron la base para los programas en otras instituciones y muchos de sus textos como Principios de contabilidad y Contabilidad superior escritos por Alejandro Prieto Llorente y Auditoría Práctica de Luis Ruiz de Velasco[4], se convirtieron en obras capitales para el estudio y la enseñanza de esta disciplina[5]. Los profesores y fundadores de la EBC contribuyeron sensiblemente en la construcción de la teoría contable a partir de su experiencia, profundo conocimiento académico y de las demandas del sector bancario.

En 1931 la promulgación de la Ley monetaria impactó al Banco de México, que fue obligado a convertirse en todos los sentidos en un banco único y a suspender las actividades comerciales que continuaba ejerciendo. La institución se reconfiguró y ante los cambios proyectados el director Alberto Mascareñas presentó su renuncia en mayo del siguiente año. Al frente del Banco, Agustín Rodríguez inició las reformas estructurales en las que la concentración de recursos obligó a cerrar las sucursales del interior de la República, a reducir gastos generales y a realizar un ajuste de personal. Departamentos como el de Turismo, bajo la Dirección del C.P. Julio R. Poulat y la Escuela Bancaria fueron suspendidos.

La desaparición de la Escuela provocó una reacción por parte de alumnos, profesores y público en general, quienes solicitaron continuar con su educación y las labores de la misma. Ante las peticiones recibidas, los contadores Alejandro Prieto, Alfredo Chavero y Julio R. Poulat, dirigidos por Agustín Loera iniciaron el proyecto para continuar con la Escuela de manera independiente[6].

Con el apoyo del Lic. Gómez Morin se aceleraron los trámites y se creó la Escuela Bancaria y Comercial. Su fundación tuvo lugar el 22 de agosto de 1932 con la firma del Acta Constitutiva e inició clases el 1º de septiembre de ese mismo año. La Escuela Bancaria y Comercial recibió al público en general y continuó impartiendo las carreas de Funcionario Bancario y Contador Privado con horarios diurnos y nocturnos, estos últimos ex profeso para empleados del banco y de otras instituciones financieras.

En la década de los cuarenta construyó el emblemático edificio ubicado en Paseo de la Reforma 202 e incluso, en 1938 abrió un Internado en una elegante residencia de las Lomas de Chapultepec en Reforma 560. Este último ofreció por poco más de un lustro una opción a jóvenes del interior de la República quienes querían estudiar contabilidad y prepararse como funcionario bancario.

 Los acervos del Archivo Histórico de la EBC

Archivo Histórico EBC (4)

La composición del Archivo responde, naturalmente, a la historia de la institución pero al mismo tiempo se imbrica con el devenir del México moderno, la construcción de la cultura nacional, la resignificación de conceptos como contabilidad y la figura del banquero, la enseñanza de materias contables y el desarrollo empresarial en nuestro país.

El AHEBC se compone de documentos, fotografías, libros, publicaciones periódicas y objetos que la Institución ha generado desde 1929. Comprende información académica, social, económica y cultural de los siglos XX y XXI en México. Su diversidad y dinamismo lo convierten en un acervo rico en información sobre vida cotidiana, contabilidad y educación. Abarca poco más de 85 años y su estructura le permite un crecimiento constante.

Consta de 6 metros lineales de información aproximadamente y se agrupa en los siguientes acervos:

Documental

– Escuela Bancaria del Banco de México.

– Escuela Bancaria y Comercial.

– Cursos por Correspondencia.

Acervo fotográfico

Con cerca de 17mil fotografías digitalizadas.

Acervo hemerográfico

Archivo Histórico EBC (1)

– Colección Cvltvra (77 números publicados de 1916 a 1922).

– Banca y Comercio (Números mensuales 1937-1940. Ejemplares físicos y digitalizados).

– Crédito (Números bimestrales 1941-1961. Ejemplares físicos y digitalizados).

– Banca y Comercio. Nueva época (Números trimestrales 1962-1991. En proceso de digitalización).

– Ventana estudiantil (Números bimestrales 1961 a la fecha. Ejemplares físicos y digitalizados).

Acervo bibliográfico

 Fondo Antiguo Agustín Loera y Chávez

1191 ejemplares

Archivo Histórico EBC. Agustín Loera y Chávez. Octubre 24, 1942

En 2010 el Archivo Histórico inició el rescate de su Fondo Antiguo, la Biblioteca original de la EBC creada en 1936 por Agustín Loera y Chávez. Este acervo representa una importante herencia cultural creada por los fundadores de la Bancaria que ofrece la posibilidad de resignificar su historia.

Los volúmenes abarcan desde el último tercio del siglo XIX hasta textos impresos en 1950; y entre los testigos de su procedencia a la primera biblioteca destacan sellos de pertenencia, de clasificación y donación.

Biblioteca Alejandro Prieto Llorente

1078 de ejemplares

En enero de 2011 la familia Prieto Sierra donó al AHEBC la Biblioteca personal de don Alejandro Prieto Llorente, fundador, catedrático y director de la Institución de 1961 a 1991.

Posee alrededor de 1078 volúmenes y contiene varias colecciones. Los libros se inscriben desde 1882 hasta 2009 y el estudio de sus colecciones arroja luz sobre la personalidad de sus poseedores. De finales del siglo XIX se cuentan ejemplares pertenecientes al Ing. Alejandro Prieto Quintero, quien fuera Socio Honorario de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y Gobernador del Estado de Tamaulipas.

Contiene una sección de libros sobre historia contable, textos provenientes de diversos países, numerosos cuadernos de ejercicios y colecciones teóricas. Las obras publicadas por la editorial Banca y Comercio para la EBC desde los años 30 y las 23 ediciones de Principios de Contabilidad publicadas de 1931 a 2005. Una colección de facsímiles de documentos novohispanos y decimonónicos; libros de literatura clásica, derecho y filosofía;  así como una nutrida selección de biografías de personajes históricos.

Finalmente, una selección de arte que incluye estudios por estilo y autor, libros de museos y catálogos de exposiciones; y otra de literatura contemporánea.

Archivo Histórico EBC (6)

 Fondo José Luis Osorio Mondragón

A principios de enero de 2013, José Agustín Aguilar Tagle -en representación de su familia- inició la donación de documentos, fotografías, libros y objetos que pertenecieron a su tío abuelo, José Luis Osorio Mondragón, quien fuera uno de los fundadores de la EBC.

El fondo se compone de 5 acervos diferentes –bibliográfico, hemerográfico, documental, fotográfico y de objetos- y se inscribe en una periodicidad que va de 1883 a 1941.

El estudio de la colección José Luis Osorio Mondragón empata con las líneas de investigación del AHEBC, que privilegian –desde la historia cultural- la historia intelectual, naturalmente la historia de la Escuela Bancaria y Comercial y la de la formación del México moderno.

Entre los documentos que componen el ramo personal del acervo documental del Fondo José Luis Osorio Mondragón, se encuentran manuscritos autobiográficos en los que narra su periplo de juventud y describe el México de cambio de siglo, así como el nacimiento del México moderno. Su correspondencia revela interesantes pláticas con personajes de la época como Vicente Lombardo Toledano, Alfonso Pruneda,  Traugott Böhme, Agustín A. Valdéz, Daniel M. Vélez, Juan O’Farrill y Guillermo Tritschler Córdova, entre otros.

 Datos de contacto

El Archivo se encuentra abierto lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 19h.

Escuela Bancaria y Comercial, Reforma 202, Col. Juárez, C.P. 06600, Ciudad de México

Nombre del Responsable: Hist. Cecilia Sandoval Macías, Directora del AHEBC y Museo, EBC tc.sandoval@ebc.edu.mx

www.museoebc.org

[1] Charles Rist, Historia de las doctrinas monetarias y del crédito, México, Editorial Americana.

Actualmente el Banco Central responde por la política monetaria de su país, ya que administra y custodia las divisas y las reservas de oro, hecho que lo convierte en el agente financiero del gobierno nacional.

[2] Cabe destacar la importante labor de Agustín Loera y Chávez en la reforma de la Biblioteca Nacional en el periodo carrancista y la creación de la Escuela Nacional de Bibliotecarios adscrita a la Nacional, de la que sería Director y responsable de la Academia de bibliografía y catalografía; Jefe de la Dirección Nacional de Bellas Artes y Sub Director de la Biblioteca Nacional.

[3] Francisco Javier Rodríguez Garza y Santiago Ávila Sandoval, “La creación de la Banca Central en América

Latina: el caso de México” en Análisis Económico, segundo semestre, año/vol. XVI, número 033, México, Universidad Autónoma Metropolitana – Azcapotzalco, pp. 235-257.

[4] Cecilia Sandoval Macías, “Contabilidad en México en el siglo XX. El papel de la EBC” en Museo EBC, [online]:

< http://museoebc.org/eventos/contabilidad-en-mexico-en-el-siglo-xx

[5] Banco de México, “Informe Anual 1929”. Quinta Asamblea General Ordinaria de Accionistas, México, D.F., 1930, p. 20.

[6] Alejandro Prieto, “La escuela y yo”, México, 1991. Inédito, pp. 10 – 12.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s